Los Águilas de Mexicali derrotaron por 7-6 a los Cañeros de Los Mochis en el juego inaugural de la temporada 2017-18 de la LMP.
El Estadio B.Air, casa de los campeones de la LMP, Águilas de Mexicali, lució pletórico durante la inauguración de la temporada 2017-18 (Foto cortesía lmp.mx).

MEXICALI – Sencillo productor de C.J. Retherford en la parte baja de la octava entrada empujó la anotación con la que los Águilas de Mexicali se llevaron el triunfo al son de 7 carreras por 6 sobre los Cañeros de Los Mochis en la apertura de la temporada 2017-2018 de la Liga Mexicana del Pacífico, la noche de este martes 10 de octubre.

El partido fue una repetición de la final de la temporada pasada en la que Mexicali obtuvo el título de la LMP y el derecho a representar a México en la Serie del Caribe Culiacán 2017.

Los Águilas de Mexicali derrotaron por 7-6 a los Cañeros de Los Mochis en el juego inaugural de la temporada 2017-18 de la LMP.
C.J. Retherford resultó el héroe en el arranque de la campaña 2017-2018 para los campeones defensores de la LMP, los Águilas de Mexicali (Foto lmp.mx).

Previo al encuentro, ante el Estadio B-Air lleno, a reventar, ceremonia en la cual bajo tonos festivos se recordó el campeonato obtenido por los Águilas en la temporada anterior, con videos y testimoniales proyectados en la pantalla gigante además de presentar un espectacular show de pirotecnia.

Los locales, que tras temprana ventaja de cuatro anotaciones, se vieron  rebasados, lograron llegar hasta el cierre del octavo rollo cuando con el score emparado a seis por bando, Daniel Castro abrió llegando a primera con gran toque por la antesala ante el derrotado Manuel Rodríguez (0-1), vino al relevo Héctor Villalobos y Yordanys Linares siguió con otro gran toque que se convirtió en infieldhit y tras sacrificio de Walter Ibarra y base intencional a Yuniesky Betancourt, Retherford respondió conectando línea sobre la segunda base que trajo al plato la que sería la carrera de la diferencia.

Walter Ibarra conectó grand slam por los campeones defensores, mientras que Sebastián Valle se voló la barda dos veces, pero ello no fue suficiente para evitar la caída de los Cañeros.

(Con información de lmb.mx).