Este viernes 11 de agosto, mediante una circular compartida en su portal oficial en línea,  la Real Federación Española de Futbol, anunció que los partidos con temperaturas elevadas de la Temporada 2017-2018 de LaLiga, podrán interrumpirse momentáneamente para la rehidratación de los futbolistas.

La circular número ocho, hace referencia a lo siguiente: “La RFEF desea poner en conocimiento de sus afiliados la posibilidad de interrumpir brevemente el desarrollo del juego en un partido de futbol, en caso de que la temperatura sea notablemente elevada y ello aconseje la hidratación de los futbolistas, a fin de minimizar los riesgos que produce la práctica del deporte bajo altas temperaturas”.

Además, el ente federativo explicó sobre los tiempos en los que se debe detener el juego, así como los minutos de tiempo que se deberán agregar al final de cada tiempo: “En tales supuestos, y siempre previo común acuerdo entre los clubes participantes, el árbitro del encuentro podrá adoptar la presente medida, que únicamente se producirá una vez por cada tiempo reglamentario y a partir de que se haya cumplido el minuto 25 de cada periodo. La pausa tendrá una duración de unos dos minutos, debiendo ser añadidos los mismos al descuento final de cada tiempo”, concluyó la RFEF.

La Temporada 2017-2018 de la Liga de España, comenzará el próximo fin de semana con el partido entre el Leganés y el Alavés, respectivamente.