Diablos Rojos del México derrotó 5-4 a los Tigres de Quintana Roo y ganó la Guerra Civil en el Estadio Fray Nano, 16 de abril de 2017
En medio de la algarabía de sus compañeros, Luis Alfonso García festeja y es felicitado por haber definido la Guerra Civil para los Diablos (Foto cortesía lmb.com.mx).

CIUDAD DE MÉXICO – Luis Alfonso García culminó una excelente semana produciendo con elevado de sacrificio en la parte baja de la novena entrada la carrera con la que los Diablos Rojos del México dejaron tendidos en el terreno a los Tigres de Quintana Roo para acreditarse la victoria con pizarra de 5 carreras a 4 y ganar la Guerra Civil, en el Estadio Fray Nano.

El México (8-7) culminó una estancia en casa en la Semana Santa de 5 victorias y 1 derrota, mientras que para la garra felina la situación fue a la inversa porque en su gira por Tijuana y la capital de la República Mexicana sólo rescataron 1 triunfo y se llevaron 5 reveses.

Los Tigres se adelantaron en score timbrando par de carreras en el segundo episodio, gracias a doblete productor de Ramón Ramírez y sencillo impulsador de Gilberto Galavíz; pero en la conclusión de esa entrada los pingos respondieron con rally de cuatro carreras con producciones de Emmanuel Ávila (doblete), José Carlos Ureña (sencillo), Ricardo Valenzuela (fly de sacrificio) y Carlos Figueroa (sencillo) para poner la pizarra 4-2 con ventaja para la pandilla escarlata.

En la sexta, Quintana Roo igualó el score a 4 carreras por novena con sencillo productor de dos carreras que salió del bate de Brian Hernández, cuando estaba la casa llena.

En la novena ya con uno fuera, Jesús Fabela conectó imparable, Iván Terrazas también se embasó con sencillo, Jorge Vázquez congestionó las almohadillas al recibir base por bolas intencional y finalmente Luis Alfonso García conectó elevado de sacrificio al jardín derecho que permitió a Fabela llegar a la registradora con la carrera de la victoria y dejar tendidos a los Tigres.

Nathanael Santiago (1-2 1.13) fue el pitcher ganador en labor de relevo con un trabajo de dos tercios, un ponche y cero en los demás departamentos. El estadounidense Craig Stem (0-2 10.29) cargó con la derrota, se mantuvo en la loma dos tercios le dieron un imparable, regaló una base y admitió una carrera.