MÚNICH, Alemania- Sin mostrar su mejor versión pero con la pegada mortal que lo caracteriza, el Real Madrid derrotó este miércoles 25 de abril 1-2 al Bayern Múnich en las semifinales de ida de la UEFA Champions League, para tener a tiro de piedra su tercera final consecutiva y la cuarta en los más recientes cinco años.

Foto Cortesía: @ChampionsLeague

Ni siquiera cumplido el primer minuto de juego los Bávaros ya habían generado peligro en la meta española tras un error de Dani Carvajal que terminó en centro de Robert Lewandowski que no pudo ser rematado por Thomas Muller a segundo poste.

Cabe mencionar que en esta jugada Carvajal desplazó claramente a Lewandowski a la hora de mandar el centro, por lo que a todas luces el árbitro central marcó la pena máxima.

Las malas noticias llegaron por partida doble para Jupp Heynckes, luego de que por lesión Arjen Robben y Jerome Boateng tuvieran que abandonar el juego temprano.

Al 19´ el Madrid avisó con un centro de Toni Kroos que se quedó cerca de encontrar el pie derecho de Cristiano Ronaldo.

Tres minutos más tarde Dani Carvajal se encontró un rebote fuera del área y sacó el derechazo para que Sven Ulreich se quedara con la pelota.

Cerca de la media hora de juego el Bayern abrió el marcador por conducto de Joshua Kimmich, que aprovechando la ausencia de Marcelo por izquierda, ingresó al área y engañó a Keylor Navas disparando al arco en vez de centrar para poner el 1-0 en el Allianz Arena.

Antes del descanso Franck Ribery pudo ampliar la renta al recibir de Thiago Alcántara sin marca dentro del área, para su mala fortuna hizo un mal control y Navas se quedó con la pelota.

Al 42´ Rafinha mandó el servicio por izquierda para que Muller conectara de primera y de forma milagrosa la zaga blanca desviara al tiro de esquina.

Pese a no mostrar su mejor futbol, el Real Madrid hizo gala de su pegada con el 1-1 de Marcelo. Al 43´ el lateral carioca rescató un recentro de cabeza de Carvajal para sacar el zurdazo cruzado inalcanzable para Ulreich.

Para el complemento el Bayern siguió desperdiciando oportunidades y los Merengues castigando a la contra. Al 47´ Ribery desbordó por izquierda y mandó el centro raso para que Sergio Ramos despejara antes del remate de Muller.

Al 56´ Rafinha equivocó un pase en mediocampo con los centrales agregados al ataque, Lucas Vázquez interceptó y filtró dentro del área para que el recién ingresado Marco Asensio se pusiera nervioso para definir de izquierda el 1-2.

Con la urgencia de rescatar al menos el empate el Bayern se tiró encima y cerca estuvo en dos chances de igualar la pizarra. Al 59´ y al 63´ Navas se vistió de héroe al atajar dos tiros de Ribery que llevaban etiqueta de gol.

En la recta final del partido Karim Benzema pudo acercarse más a la final de Kiev con un tiro dentro del área que fue tapado con los pies por Ulreich en última instancia.

Con este resultado, Real Madrid tiene la mesa puesta para clasificarse por tercer año consecutivo a la final de la UEFA Champions League. El próximo martes primero de mayo buscará cerrar la obra en casa para certificar el pasaje a Kiev. Bayern Múnich deberá ganar 2-1 para ir a tiempos extras o por dos goles de diferencia para regresar a la final cinco años después.