Ciudad de México.- Con un gran anfitrión de grandes ligas, como lo es el veracruzano Luis Alonso Mendoza, se llevó acabo la inauguración número 62 de la Liga Maya, temporada 2016-17.

Jorge Yáñez, presidente de la Liga Maya, agradeció y deseó suerte a cada uno de los presentes y a las categorías infantiles, quienes buscarán el campeonato a partir de el canto de ‘Playball’.

“La verdad es que cada uno de ustedes verá la oportunidad de observar el crecimiento de los niños que practican el béisbol, pues ese es el objetivo de nuestra liga. Nosotros tenemos unos campos de juego de categoría para asentar las bases de una vida sana y felicidad”, comentó Yáñez.

Por su parte, el invitado especial, Luis Mendoza, agradeció a cada una de las personas que estuvieron presentes. “Para mí el mensaje es más para los padres, quienes deben de impulsar a sus hijos. Ahora yo, como padre, valoro el esfuerzo que mis papás hicieron por apoyar mi sueño”.

El pitcher recordó su etapa como atleta de dicha liga con mucho cariño, donde platicó sus anécdotas en el campo tres, pues para él “me siento con mucha nostalgia al pisar una vez más este lugar que me vio crecer. Aquí es mi casa y buscaré ponerla en la cima.

En conferencia de prensa, el actual pitcher de la escuadra japonesa Hakkaido Nippon Ham Fightees, Luis Mendoza, platicó con la prensa acerca de su paso en la Liga Nipona de Béisbol y sobre su evolución como jugador profesional.

“En lo personal quedar campeón en Japón es algo increíble y es muy importante. Debo decir que es muy diferente allá que en Estados Unidos, pues el 99 por ciento de las personas tiene un gusto por éste deporte y eso te exige ser mejor”.

A un año de contrato con la escuadra del país del Sol Naciente, Mendoza aseguró que, tanto su físico como su forma de jugar dentro del diamante, cambió de manera considera; de echo, aseguró que, en caso de regresar a las grandes ligas, él está en su mejor momento.

“Yo creo que después de lo que pasé en EE.UU., donde no tuve un rendimiento que sostuviera mi trabajo ahí, en Japón, todos esos detalles, los estoy puliendo día con día, pues mi sueño de regresar a la MLB sigue en pie”.

Mendoza, al ser cuestionado sobre su participación con México, habló sobre la posibilidad de colocarse en las manos del equipo, donde cree que hay mucha mejoría, a pesar de muchos errores administrativos, aunque para él está descartado jugar en el verano.

A sus 33 años, el apodado ‘Harry Potter de la lomita, tiene, en su currículum importantes premios en varias categorías:

– Seleccionado Maya
– Seleccionado Navional
– Campeón ALIJ
– Campeón Torneo Imparcial

Alonso Mendoza jugó para los Red Sox de Boston; con los Texas Rangers, llegó como jugador 101 de Grandes Ligas nacido en México; tiró un no-hitter con el conjunto de Oklahoma City, donde, tiempo después, fue transferido a Kansas City.

Su proyecto, a mediano y largo plazo, es basado en lo que ahorita está viviendo en Japón, al tener como objetivo regresar a la Liga Mayor de Béisbol y retirarse en México con los Diablos Rojos.