SAN PEDRO SULA.- Con goles de Alberth Elis y Romell Quioto, más un autogol de Guillermo Ochoa, Honduras venció 3-2 a México, y gracias a la inesperada caída de Estados Unidos con Trinidad y Tobago, disputará el repechaje mundialista ante Australia en noviembre.

A pesar de irse dos veces arriba en el marcador, el Tricolor volvió a tener una actuación plagada de claroscuros. Al 17´, Raúl Jiménez asistió dentro del área a Oribe Peralta, que de zurda fusiló al golero, Donis Escobar, para el 1-0.

Cortesía Twitter: @FIFAWorldCup

La reacción catracha, con más corazón que buen futbol, se dio al 34´. En un cobro de falta, Alberth Elis remató de cabeza y puso el 1-1 en el tanteador.

Antes de finalizar el primer tiempo, México se adelantó otra vez gracias al tanto de Carlos Vela, que tras ser asistido por Héctor Herrera, definió de zurda para el 2-1.

La parte complementaria fue un auténtico cabaret de principio a fin. Al 54´, Eddie Hernández cimbró el travesaño y, en el rebote, el balón pegó en la cabeza de Guillermo Ochoa para terminar por introducirse en la portería mexicana, 2-2 y había partido.

Seis minutos después, el desconcierto de los verdes continuó y Honduras lo capitalizó. Romell Quioto disparó por abajo y con colocación para gestar la remontada 3-2.

México desapareció en el segundo tiempo y Honduras acabó remontando el marcador (Foto Twitter).

A partir de ahí, entre la invasión al terreno de juego por parte de varios aficionados y simulación de faltas y dolencias por parte de los locales, se perdieron alrededor de 15 minutos de juego, de los cuales el árbitro Aguilar Chicas, optó por solo reponer cinco.

Con este resultado, más el ridículo de Estados Unidos cayendo 2-1 ante Trinidad y Tobago, Honduras consiguió finalizar con 13 puntos en el 4to jugar que da medio boleto a la Copa del Mundo.

Foto Cortesía: concacaf.com

En más actividad del Hexagonal de la CONCACAF, Panamá venció dramáticamente 2-1 a Costa Rica, para clasificarse por primera vez a un Mundial de futbol en su historia.

Foto Cortesía: concacaf.com

Un polémico y fantasmagórico gol de Blas Pérez (al 53´), que no cruzó la línea de gol, más un épico gol del emblema canalero, Román Torres (al 88´), tendrán sin dormir esta noche a Panamá por la merecida celebración de este logro.

Cortesía Twitter: @FIFAWorldCup

El fracaso sin duda se lo lleva Estados Unidos, que con el destino en sus manos, fue a perder a la casa del peor equipo de la competencia. Necesitaba ganar para calificar directo o empatar para ir a repechaje, ni una ni otra, Bruce Arena no pudo rescatar el barco y la revolución americana en su estructura, pinta para ser completa y hacer rodar más de una cabeza.