Es el 12 de octubre del 2016, el Club América cumple 100 años de existencia, teniendo 100 motivos para no festejar absolutamente nada. Se perdió la brújula, barco a la deriva, momento convulso.

La fiesta, en teoría a celebrarse en un salón exclusivo y ante un rival de prosapia europeo, termina por realizarse en casa, sin ánimos y ante los Xolos de Tijuana, dirigidos por el último gran estratega americanista, Miguel Herrera.

El Centenario del América estuvo plagado de malos momentos dentro y fuera de la cancha (Foto Twitter).

Los invitados al banquete, más bien a la taquiza, no destacan y parecen estar a la fuerza en el evento. Darwin Quintero y Silvio Romero se sientan en una mesa hasta el fondo pasando desapercibidos.

Para colmo de sus males, las mañanitas “originales”, tienen más acento andaluz que de los rumbos de Coapa en la Ciudad de México. La redención puede llegar en navidad de la mano de un bigotón disfrazado de Santa Claus.

El 25 de diciembre termina por ser un desastre, como la casa de “Mi Pobre Angelito”, tradicionalmente emitida en fechas navideñas. El América pierde una final en la bolsa por sus propios errores y horrores a lo largo de 210 minutos más los penales ante Tigres.

Expulsiones, provocaciones y temores a la hora de cobrar los penaltis, terminan por dilapidar el semestre del denominado “Indecentenario”.

Los siguientes seis meses el equipo no existe, se abandona y se abona a las lesiones, necesita un punto en las últimas tres jornadas para calificar a Liguilla, pierde los tres, les urge cumplir 101 años.

La barredora se lleva consigo a don bigotes La Volpe, José Remalo, digo Romano y Ricardo Peláez, se termina un ciclo y un año tortuoso para los azulcremas.

Foto Twiitter: @ClubAmerica
Miguel Herrera ha regresado a los primeros lugares al América (Foto Twitter: @ClubAmerica)

Regresó el hijo pródigo, Miguel Herrera asumió su segundo mandato con la misma ilusión que el primero, acierto. No se volvió loco, solo se van Paolo (auto) Goltz, Michael Arroyo, Daniel Guerrero y Osmar Mares, totalmente prescindibles.

Trajo consigo a dos de sus caudillos en la frontera norte del país, Guido Rodríguez y Carlos Vargas. Apostó por Pedro Arce y el colombiano, Matheus Uribe, sin convencer hasta el momento.

Inició la nueva era con derrotas y dudas ante Querétaro en Supercopa MX e inicio de Liga MX. Victorias contra Pachuca, Atlas, Pumas y Lobos BUAP, de a poco comenzó a verse su trabajo.

América divierte y entretiene de nuevo, en un gran juego empató con Tigres sobre la hora, cayó en Morelia mereciendo algo más, León le sacó un partido en la bolsa en cinco minutos, venció a Toluca pegándole un baile el primer tiempo.

Hoy es 12 de octubre de 2017, el Club América cumple 101 años de vida y, ahora sí, honrando a su historia. Hoy en el salón del festejo se respira armonía y tranquilidad entre sus involucrados.

Foto Twitter
Romero ha recuperado el nivel bajo la tutela de Miguel Herrera (Foto Twitter).

Tan solo 12 meses después, Herrera ha convertido a los arrimados en la celebración del 2016, en invitados distinguidos en 2017. Quintero y Romero han recuperado nivel y hoy son piezas importantes en el esquema del equipo.

Herrera brinda con Edson Álvarez, a quien le ha depositado toda su confianza como defensa central. Herrera brinda con Oribe Peralta, uno de sus bastiones dentro de la cancha. Herrera brinda con Agustín Marchesín, que con sus grandes atajadas le ha sacado las papas del fuego en momentos de apremio.

Cruz Azul en Copa MX y Chivas en Liga MX, los platillos gourmet en un banquete que está a punto de servirse. Miguel y sus muchachos tienen hambre, veremos si el hambre voraz no termina por ser indigestión, en una gestión en la que Herrera, de momento no yerra, en el cumpleaños 101…del Club América.