PASADENA – En un partido que requirió un doble tiempo extra y en el que se estableció un récord de puntos, la Universidad de Georgia derrotó 54-48 a Oklahoma en la edición 104 del Tazón de las Rosas, el más antiguo de los partidos de postemporada del futbol americano colegial de los Estados Unidos.

Este duelo fue la primera de las semifinales del College Football Playoff (CFP), torneo que cumple su cuarto año como sistema para definir a los finalistas por el título absoluto del futbol universitario y terminar con las polémicas de años anteriores en que por diferentes sistemas de clasificación llegó a haber dos campeones diferentes.

Los Bulldogs de Georgia derrotaron 54-48 en doble tiempo extra a los Sooners de Oklahoma en el Rose Bowl 2018.
El Tazón de las Rosas vivió su edición 104 en el legendario estadio Rose Bowl de Pasadena, California (Foto Twitter).

Luego de dominar la primera mitad que llegó a estar 31-14 a favor de los Sooners, los Bulldogs, que disputaron su primer Rose Bowl desde 1943, anotaron 24 puntos consecutivos para tomar delantera de 38-31. El juego se extendió a la prórroga con la pizarra empatada 45-45.

Ambos equipos consiguieron sendos goles de campo para mantener el suspenso en el quinto cuarto y tuvo que jugarse un sexto periodo. Oklahoma intentó un gol de campo de 27 yardas que le hubiese dado el triunfo, pero Lorenzo Carter desvió la patada y mantuvo con vida a Georgia.

Los Bulldogs de Georgia derrotaron 54-48 en doble tiempo extra a los Sooners de Oklahoma en el Rose Bowl 2018.
El momento estelar de la victoria de Georgia sobre Oklahoma en el Rose Bowl con la máxima puntiación en la historia (Foto Twitter).

Dos jugadas después, Sony Michel acarreó el balón 27 yardas hasta las diagonales para sellar un dramático triunfo que envió a George a la final colegial a disputarse el próximo lunes 8 de enero en el nuevo Mercedes-Benz Stadium en Atlanta, que está tan solo a 70 millas del campus de los Bulldogs.

Georgia (13-1) buscará ganar su primer campeonato nacional desde 1980 y enfrentará en la final a la Universidad de Alabama, que eliminó a Clemson, campeón defensor, por 24-6 en el Tazón del Azúcar (Sugar Bowl).

Los 102 puntos anotados por ambos equipos superaron por uno el récord impuesto en la edición del 2017 en la victoria de USC por 52-49 sobre Penn State.

Michel, quien cometió un fumble regresado para touchdown por Oklahoma en el cuarto periodo y que estuvo a punto de costar el juego a su equipo, corrió para 181 yardas y tres touchdowns, incluyendo el de la victoria, y su compañero corredor Nick Chubb sumó 145 yardas terrestres y dos touchdowns, incluyendo uno en acarreo de dos yardas a 55 segundos del tiempo regular para empatar y obligar la prórroga. Oklahoma había tomado la ventaja 45-38 cuando Steven Parker regresó el fumble de Michel para touchdown con 6:52 por jugarse en el cuarto periodo.

Baker Mayfield, quarterback de Oklahoma (12-2) y ganador del Trofeo Heisman, lanzó pases para 287 yardas y dos touchdowns.