Fidel Castro, en sus épocas de pelotero amateur (foto cortesía)
Fidel Castro, en sus épocas de pelotero amateur (foto cortesía)

El viernes 25 de noviembre del 2016 será recordado siempre por la fecha que marcó el fallecimiento del comandante Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana y ex Presidente de esta nación, a los 90 años de edad.

Mas allá de su papel político y uno de los personajes más emblemáticos y controvertidos del siglo XX, Fidel Castro Ruz fue un amante y gran aficionados a los deportes, en especial al beisbol y al box.

Aún como Presidente, Castro se daba tiempo para disfrutar del diamante (foto cortesía)
Aún como Presidente, Castro se daba tiempo para disfrutar del diamante (foto cortesía)

Para Castro, el rey de los deportes fue su pasión, un estilo de vida al grado de ser un gran pelotero amateur en su amada Cuba; lanzador de mucha velocidad y muy controlado, característica principal del pitcheo cubano además de extraordinario bateador, tenía gran poder en las muñecas.

Su calidad como pelotero llegó a tal grado que buscadores de Grandes Ligas lo recomendaron para que jugara en los Senadores de Washington, pero Fidel prefirió la escuela, la carrera de las armas, la política y su revolución en contra de Fulgencio Batista.

La gran pasión de afidel Castro fue la Selección Cubana de beisbol
La gran pasión de afidel Castro fue la Selección Cubana de beisbol (foto cortesía)

En 1961 abolió el profesionalismo en la isla y convirtió la pelota cubana en una de las mejores del mundo, incluso, en muchas ocasiones, igualando o superando al mismo beisbol de los Estados Unidos.

Histórica visita de,los Orioles de Baltimore a Cuba (foto cortesía)
Histórica visita de,los Orioles de Baltimore a Cuba (foto cortesía)

Fidel Castro permitió que los Orioles de Baltimore jugaran un partido amistoso contra la poderosa Selección de Cuba en la década de los años noventa; participó en juegos amistosos contra la Venezuela de Hugo Chávez y recibió la visita del equipo mexicano Diablos Rojos del México del Alfredo Harp.

Alfredo Harp y Fidel Castro en el Estadio Latinoamericano de La Habana (foto cortesía Enrique Gutierrez)
Alfredo Harp y Fidel Castro en el Estadio Latinoamericano de La Habana (foto cortesía Enrique Gutierrez)

Pero además del beisbol, Castro tuvo otra pasión, el boxeo, teniendo como estandarte al multi campeón olímpico Teófilo Stevenson y retando al inmortal Muhammad Alí.

Encuentro de dos grandes, Castro Ruz y Muhammad Alí (foto cortesía)
Encuentro de dos grandes, Castro Ruz y Muhammad Alí (foto cortesía)

El fútbol era un deporte más para el comandante pero tuvo una gran amistad con el argentino Diego Armando Maradona quien siempre le expresó un inmenso cariño tanto a Castro como al “Che” Guevara.

Diego Armando Maradona y Fidel Castro, grandes amigos (foto cortesía)
Diego Armando Maradona y Fidel Castro, grandes amigos (foto cortesía)

Uno de los puntos que se recordarán por siempre de Fidel Castro Ruz será que bajo su tutela, el deporte cubano creció a pasos agigantados, cientos de medallas en Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos, así como en campeonatos mundiales; la medicina del deporte cubana es de las mejores en el mundo, así como sus entrenadores que ayudaron a extirpar los vicios y la drogadiccion de la isla gracias por la disciplina del deporte.