Este miércoles 19 de julio la Federación Internacional de Automovilismo hizo oficiales los cambios que se pondrán en marcha en la Fórmula Uno para la temporada 2018.

El Grupo Estratégico del Mundial de Fórmula Uno, aprobó la incorporación del dispositivo de protección “Halo”, que fue diseñado para reducir el riesgo de heridas causadas por otros objetos con dirección a la cabeza de los pilotos.

El “Halo” ya fue probado por todos los equipos de la Fórmula Uno por lo menos una vez durante el periodo de pruebas de la temporada 2016.

Luego del lamentable fallecimiento del piloto, Jules Bianchi, en 2015 a causa de su accidente en Japón 2014, la FIA tomó cartas en el asunto para mejorar las condiciones de seguridad de los pilotos en caso de chocar o sufrir cualquier impacto.

Esta temporada el alemán de Red Bull, Sebastian Vettel, probó el “Halo” en las pruebas libres del Gran Premio de Silverstone la semana pasada en Gran Bretaña.