OPORTO- Moussa Marega se puso el traje de villano al fallar lo impensado con el Porto, que terminó empatado 0-0 con el Benfica, en el primer O Clássico de la temporada en la Primera División de Portugal.

La primera de peligro fue para el equipo lisboeta al 3´, con un remate de cabeza de Jonas, que fue correctamente detenido por el portero, José Sá.

Cortesía Twitter: @FCPorto

Al 25´, los Dragones avisaron con una vistosa chilena de Danilo, que se fue por arriba de la portería defendida por Bruno Varela.

Cinco minutos más tarde, el mexicano, Héctor Herrera, sacó un derechazo desde fuera del área y Varela tuvo que emplearse a fondo para evitar el 1-0 en el Estadio Do Dragao.

Antes de irse al descanso, la polémica arbitral empañó el O Clássico con un penalti a favor del Porto no marcado, luego de una mano flagrante del defensa central, Luisao.

Ya en el complemento, Yacine Brahimi probó con la parte interna y de nueva cuenta Varela se vistió de héroe para salvar su cabaña.

Al 63´, Herrera sacó un tiro de zurda cruzado por abajo y, con las yemas, el golero del Benfica mandó al tiro de esquina.

Cortesía Twitter: @FCPorto

A siete del final, el delantero azteca, Raúl Jiménez, ingresó al campo, teniendo muy poca participación debido al poco tiempo restante.

En los cinco minutos finales del juego, Moussa Marega se puso el traje de villano al perderse dos goles cantados para los locales.

Al 85´, queriendo rematar de parte interna con el botín derecho, terminó contactando con la espinilla de forma increíble.

En tiempo de compensación, Otavio desbordó por derecha, mandó el centro al corazón del área y Marega, de cabeza, remató arriba sellando una actuación lamentable para el Porto.

Con este resultado, Porto llegó a 33 puntos en la cima de la Primeira Liga lusitana, seguido por el Sporting de Lisboa con las mismas unidades, y por el Benfica, que es tercero con 30.