Estados Unidos derrotó 8-0 a Puerto Rico en la final del CMB 2017 en el Dodger Stadium
Foto cortesía @WBCBaseball

LOS ANGELES – Marcus Stroman no permitió imparables hasta la séptima entrada  y condujo a la selección de Estados Unidos a una contundente victoria por 8-0 sobre Puerto Rico en el partido final del Clásico Mundial de Beisbol, lo que dio a la novena anfitriona su primer campeonato en las cuatro ediciones del torneo de pelota profesional.

Por segundo clásico consecutivo, la selección boricua fue blanqueada en el duelo por el título luego de que en la final del 2013 cayeron ante República Dominicana por 3-0 en San Francisco.

Marcus Stroneman sólo permitió un hit a Puerto Rico en 6 entradas para Estados Unidos en la gran final del CMB 2017
Marcus Stroman se robó la escena y los galardones al mantener sin hit ni carrera durante 6 entradas a los cañones boricuas (Foto cortesía @WBCBaseball).

En esta ocasión, ante más de 51 mil aficionados en el Dodger Stadium, Stoneman llegó hasta la séptima entrada lanzando sin hit ni carrera, sin embargo, Ángel Pagán, primer bateador del “fatídico” inning le conectó sencillo al jardín izquierdo y Stroman fue retirado del centro del diamante por el manager Jim Leyland en medio de una estruendosa ovación. Su labor completa fue de 6 innings, 1 sólo hit en contra, 1 base por bolas y 3 ponches. Al final del evento, Stroman también se llevó el trofeo como el Jugador Más Valioso del torneo.

Sam Dyson retiró ese inning en orden; Pat Neshek se encargó de la octava y David Roberson bajó la cortina en la novena permitiendo sólo un imparable.

Ian Kisler conectó jonrón de 2 carreras en la tercera entrada para Estados Unidos en la final del CMB 2017 contra Puerto Rico
Ian Kisler puso en el camino de la victoria a los estadounidenses con su cuadrangular de 2 carreras en la tercera entrada (Foto cortesía @WBCBaseball),

A la ofensiva, el representativo de las barras y las estrellas tomó ventaja en la tercera entrada con cuadrangular de 2 anotaciones de Ian Kinsler contra el derrotado Seth Lugo (0-1). Otras dos carreras cayeron con imparables productores de Christian Yelich y Andrew McCutchen en el quinto episodio.  Dos más cayeron en la séptima con sencillo de Brandon Crawford con la casa llena y se cerró la cuenta en la octava con rodado a la segunda base conectado por McCutchen.

El manager Jim Leyland se convirtió en el primero en la historia en ganar una Serie Mundial –lo cual logró en 1997 con los Marlins de Florida – y un Clásico Mundial de Beisbol