boca bocajrs olimpia copa pachamama
Jugadores Olimpia y Boca Jrs. disputan una jugada en el área del equipo paraguayo (Foto cortesía de aztecadeportes.com)
En un suceso atípico, la Copa Pachamama se quedo sin dueño tras el partido en que Olimpia de Paraguay y Boca Jrs. de Argentina no pudieron concluir por un escandalo arbitral.

Los hechos se generaron luego de que jugadores del Olimpia no toleraron la decisión del colegiado argentino Fernando Espinoza, que cobró un penal inexistente por una supuesta mano de Alexis Rolín a pocos minutos de terminar el encuentro. El disparo de Gustavo Bou fue detenido por el portero Victor Centurión, en una posición adelantada que el silbante determinó, por lo que decidió repetir el castigo desde los once pasos, Bou acertó en un segundo intento.

En medio de las protestas del Olimpia, el capital Claudio Vargas fue expulsado, por lo que todo el equipo paraguayo decidió retirarse del campo.
El encuentro entre paraguayos y argentinos sucedió en la ciudad de Jujuy y quedó vacante luego de este bochornoso suceso.