Generales ha ganado 8 de sus últimos 10

Los Generales de Durango derrotaron 5-3 a los Diablos Rojos del México
Javier Salazar llega a salvo a home con la carrera que selló el triunfo de los Generales de Durango por 5-3 sobre los Diablos Rojos del México (Foto cortesía lmb.com.mx).

CIUDAD DE MÉXICO – Un imparable de Daniel Hinojosa produjo la carrera de la diferencia en la novena entrada y provocó un error que permitió la segunda anotación de ese inning y ambas significaron la diferencia a favor de los Generales de Durango que derrotaron 5-3 a los Diablos Rojos del México en el arranque de la serie en el Estadio Fray Nano.

Los Generales (22-30)  se apuntaron su segundo triunfo al hilo y ahora han ganado 8 de sus últimos 10 compromisos. Los Diablos Rojos (27-25) perdieron su segundo juego al hilo y han sufrido 6 derrotas en sus últimos 8 cotejos.

Durango se adelantó en la primer entrada con par carreras, gracias a jonrón de dos carreras que salió del bate de Henry Rodríguez (3), y sumó una más en el segundo rollo con sencillo productor de Daniel Nuñez, en los spikes de Alberto Vega para poner el score 3-0 a su favor.

El México vino de atrás y en la quinta entrada Iván Terrazas conectó doble productor de dos carreras y el empate llegó en la sexta con sencillo productor de Carlos Figueroa.

Sin embargo, la novena duranguense atacó en el noveno rollo y, ya ante los disparos de Federico Castañeda, Hinojosa conectó sencillo y combinado con error de la defensiva escarlata, Jesús Loya y Javier Salazar que eran corredores de herencia de Nathanael Santiago, llegaron a la registradora y pusieron el score 5-3 con ventaja para los Generales.

En la conclusión de la novena, Tiago Da Silva no permitió daño de la artillería escarlata y registró su salvamento número 19 para que Durango se llevara el primero de la serie.

Adrián Garza (5-1, 3.96) en labor de relevo ganó el juego, con un trabajo de una entrada, le conectaron un imparable, regaló una base y también ponchó a un hombre; Nathanael Santiago (2-4, 3.68), fue el derrotado, se mantuvo en la loma un tercio de entrada, le anotaron dos carreras -una limpia- y regaló dos bases.