El veterano apoyador de los Broncos de Denver, DeMarcus Ware, podría regresar a la actividad el domingo cuando los campeones reciban a San Diego en Colorado. El defensivo salió lesionado el pasado 19 de septiembre al fracturarse el antebrazo en el duelo de la Semana 2 ante Indianapolis.

A pesar de que sin Ware los de Denver tienen récord positivo, 3 ganados y 2 perdidos, el linebacker defensivo es muy importante para Wade Phillips, coordinador defensivo de los Broncos. El defensivo es experto presionar al mariscal de campo y provocar capturas, lo que se conjuntaría con el hecho de que los Chargers de San Diego le dan muy poca protección a Philip Rivers, quien con 7 partidos jugados ha sido capturado en 17 ocasiones, colocándose como el 6º QB más atrapado de la NFL.