En un accidentado circuito de Azerbaiyán, el piloto australiano de Red Bull, Daniel Ricciardo, se quedó sorpresivamente con el primer lugar del Gran Premio de Bakú de la Fórmula 1.

Ricciardo consiguió la victoria número 53 de la escudería austriaca aprovechando que el favorito para ganar, Lewis Hamilton, tuvo que hacer una para inesperada para arreglar la protección de su cabeza en la vuelta número 16.

El resto del podio lo completaron el finlandés, Valtteri Bottas, en la segunda posición y el canadiense de 18 años, Lance Stroll, quien se convierte en el segundo piloto más joven en subir al podio en la historia de la Fórmula 1.

Cortesía Twitter: @F1

El mexicano, Sergio Pérez, comenzó la carrera en el tercer lugar pero un nuevo incidente con su compañero de equipo, Esteban Ocon, terminó por romperle parte de la suspensión delantera.

Todo esto derivado de una nueva actitud antideportiva de Sebastian Vettel, quien molesto en la vuelta 22 luego de que Hamilton disminuyera la velocidad, decidió adelantarse y chocar al británico.

Pérez tuvo que abandonar en la vuelta 22 pero la suspensión temporal de la carrera alcanzó a dar tiempo a su escudería para regresar al circuito finalizando en el puesto número 16.