CLEVELAND- Tuvieron que pasar exactamente mil 82 partidos para que LeBron James fuera por primera vez expulsado en un juego de la NBA. Ocurrió esta noche en Quicken Loans Arena, en la victoria 108-97 sobre el Miami Heat.

James no había sido nunca expulsado en la NBA, hasta esta noche en Quicken Loans Arena (Foto Twitter).

Fue en el tercer periodo, con dos minutos en el reloj, cuando James, tras fallar un tiro, reclamó al árbitro, Kane Fitzgerald, por una presunta falta y, ante los airados reclamos del basquetbolista, optó por mandarlo a las duchas anticipadamente.

Hasta antes de este incidente, LeBron sumó 21 puntos, 12 rebotes y seis asistencias en 28 minutos de acción en la duela.

Ante la ausencia del “Rey” en el tramo final del compromiso, Kevin Love se echó a la espalda al equipo, contabilizando 38 tantos, 9 rebotes y dos asistencias. Dwyane Wade colaboró con 17 puntos, respectivamente.

Del lado de Miami, Dion Waiters, con 21 unidades, y Bam Adebayo, con 19, fueron los más destacados esta noche en Cleveland.

Con esta victoria, los Cavaliers llegaron a 14 triunfos y siete derrotas, en el tercer lugar de la Conferencia del Este, que comandan los Celtics de Boston y los Pistones de Detroit.

Por su parte, el Heat de Miami se quedó en el octavo escalón con marca de 10-10, respectivamente.