A pesar de no conquistar una sola de las 21 etapas de la Gran Vuelta, el ciclista británico, Chris Froome, se consagró campeón del Tour de France 2017 por cuarta vez en su trayectoria como profesional.

La vigésimo primera y última etapa del Tour, entre Montgeron y Paris Champs-Élysées, se la llevó el holandés, Dylan Groenewegen, al cronometrar un tiempo de dos horas con 25 minutos y 39 segundos, respectivamente.

El resto del podio fue para el alemán, André Greipel, en la segunda posición, y para el noruego, Edvald Boasson Hagen, en la tercera plaza.

Respecto a la clasificación general, el colombiano, Rigoberto Urán, obtuvo un meritorio segundo lugar, a 54 segundos del campeón Froome, y el francés, Romain Bardet, la tercera posición, muy rezagado a dos minutos con 20 segundos del tetracampeón inglés.

El español, Mikel Landa, se quedó a un segundo de arrebatarle la tercera posición a Bardet, concluyendo en el cuarto peldaño. Fabio Aru cerró el “top five” del Tour 2017.

Froome, de 32 años, es el primer ciclista desde el español, Óscar Pereiro en 2006, que se proclama campeón sin haber obtenido al menos una etapa en el Tour.

Con este cuarta corona, la tercera consecutiva (2015, 2016 y 2017), Chris Froome se convirtió en el quinto máximo ganador en la historia del Tour de France. A un maillot amarillo de los históricos: Jacques Anquetil (1957, 1961, 1962, 1963 y 1964), Eddy Merckx  (1969, 1970, 1971, 1972 y 1974), Bernard Hinault (1978, 1979, 1981, 1982 y 1985) y Miguel Induráin (1991, 1992, 1993, 1994 y 1995).