Ciudad de México.- Después de más de un año de inactividad y de dudar sobre su futuro en el boxeo, el hijo de la leyenda, Julio César Chávez Carrasco, regresa a los encordados para demostrarle a la gente que puede crear una historia, propia e importante, dentro del ámbito boxístico.

A sus treinta años y después de ser campeón mundial en peso Medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Chávez Jr. peleará el próximo 10 de diciembre en la Arena Monterrey, cuando se mida a la potencia y estilo europeo del alemán, Dominik Britsch.

  1. image
    Foto: Marcador Final

El germano no es un tipo desconocido en el mundo de los guantes rojos, pues a sus 29 años, ostenta un historial de (32-2-1, 11kos) y presume una pegada que aniquila con su puño izquierdo.

La pelea que protagonizará contra el mexicano es la segunda opción que tuvo; antes de ella su camino seria medirse al actual monarca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Gilberto ‘Zurdo’ Ramírez, pero las negociaciones no se llevaron a cabo.

“Tenía la oportunidad de enfrentarme al mexicano Ramírez en Súper medio, pero se canceló, y ahora, enfrentar a Chávez, es sin duda la pelea que yo esperaba, no sólo por la cuestión económica, sino por ser él”, comentó Dominik.

Cuando el extranjero fue cuestionado sobre el estilo que tiene el hijo de la leyenda, comentó que “nunca he peleado con nadie con el estilo de Julio, pero les puedo asegurar que he estado entrenando hasta con pesos Crucero para llegar mejor preparado”.

Por su parte, y expresando una madurez que poco sé la ha visto, Julio César Chávez Jr. habló sobre los cambios de vida que tuvo a lo largo de su inactividad, pensando, en un momento dado, dejar su pasión por el deporte que lo vio nacer.

“Estuve un año y tres meses fuera del ring. Ahí me di cuenta de muchas cosas que me hicieron recapacitar sobre mi vida como profesional. No puedo mentir al decirles que por mi mente pasó dejar el box, pero si estoy aquí es por la razón de que vengo al cien y lo voy a demostrar.

Chávez Carrasco explicó que “debo ser honesto y lo digo públicamente, después de la pelea contra Martinez ya no tenía ganas de pelear, así que bajaron mis ganas y es la razón más importante, por la cuál me aleje por mucho tiempo”.

En la conferencia estuvo el Doctor Ángel Heredia, quién se encarga del entrenamiento junto a Rodolfo Chávez, de ‘Julito’, quién habló al respecto sobre la preparación de Chávez Jr.

“Tuvimos una plática muy importante con él y se le advirtieron muchas cosas y aceptó. Ahora que estamos viviendo en México, Julio mejora y entrena cada día, con la mentalidad de hacer un buen papel, y eso es lo que van a ver en su pelea”.

Mientras tanto, Julio César Chávez, quien estuvo en la presentación de la velada boxistica de su hijo, creo un ambiente un poco tenso para el Junior, al decirle de frente que “ya es tiempo de que abra los ojos. Ya no es un niño de menor edad. Ahora es padre de una niña y tiene una responsabilidad importante, así que de ahora en adelante, todo depende de cómo se prepare y de que en verdad quiera ser campeón”.

Después de su cita el próximo mes, Julio César Chávez Carrasco buscará por cuarta ocasión ser rey en los medianos y buscará enfrentarse a los mejores y uno de ellos es Saúl ‘Canelo’ Álvarez, pero el enfrentamiento que muchos quieren ver, únicamente se firmaría en las 164 libras, pues para Jr. “no me sentiría bien si bajo más”.