Deslucida la celebración del “Centenario”, triunfo conseguido en las postrimerías del partido, gol de Mickey Arrroyo al ´78, homenaje en la cancha a muchos de sus ídolos,” Zague”, Enrique Borja, el único que llevaba corbata), Cristóbal Ortega, “Monito” Rodríguez, Héctor Miguel Zelada, y muchos más.

 

Pero desairado por otras de sus grandes estrellas, Juan Antonio Luna. Y para rematar un gran ausente, el flamante presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco.
Y no se diga, de Don Guillermo Cañedo, el verdadero creador, de la mano de Emilio Azcárraga, de lo que ahora es el América.
Kiesse, Iván Zamorano, Carlos Hermosillo, fueron olvidados, tal vez porque no estaban en el engramado de Santa Ursula. Eduardo Palmer, Juan Bosco, Alfonso “Pescado” Portugal, Javier “Chalo” Fragoso, porque ya se murieron, o porque sencillamente los olvidaron.
Presentación de un autobús nuevo, gigantes mantas (diseñadas y pagadas por el Club). La afición no las llevó, solamente las cargó.
Las rabietas de Miguel “El Piojo” Herrera; una buena entrada en la cancha del Aztaca (faltaba más), presentación de un himno, que dicen es un plagio himno del Centenario, que presentó alguna vez el Sevilla, en España. Eso que importa!!!
Unos Xolos del Tijuana, que en algún momento desesperó a su afición, pues parecía que no querían echar a perder los festejos de los 100 años.
Festejo redondo, dicen algunos medios de comunicación impresa, y desde luego de los “jilgueros” de la empresa televisora que es dueña del América.
Cien años, donde la afición festejó, así es el futbol, con lo poco que le dieron los directivos de Coapa.
Con una celebración digna de un conjunto del montón, pero no del América, que debió, era su obligación, festejarlo en grande, pero tuvieron que hacerlo teniendo como marco, el partido de Liga del Torneo Apertura, ante los Xolos del Tijuana, el actual líder de la competencia, y eso porque la suerte les deparó que ese fuera el rival, conforme al calendario regular de juegos.
Que tal si el rival hubiesen sido los Jaguares de Chiapas, el Puebla, el Veracruz, o hasta el mismo Necaxa para que la fiesta, aunque lo nieguen, fuera entre pura familia.
Sábado 15 de octubre, que quedará marcado como el día de los cien años, y donde la historia dirá que festejaron con sus ídolos, su afición, su cancha, un himno (presuntamente plagiado), un triunfo de tres puntos para escalar a la cuarta posición. Muchos factores, ciertamente, pero muy pobres para lo que presumen, (no lo digo yo), es el equipo más popular del futbol mexicano.
América llegó a los cien años, cargado de un gran historial en el futbol mexicano. Un América que resbala por las declaraciones de uno de sus directivos, José Romano, que declaró que los reales festejos serán en diciembre cuando enfrenten al Real Madrid, en la Copa Mundial de Clubes.
Y que tal y no llegan y son eliminados a las primeras de cambio. América, es digno de una de las frases que envuelven su mercadotecnia: “Odiame más”.