CIUDAD DE MÉXICO.– El boxeador mexicano Saúl “Canelo” Álvarez dio positivo en un control antidoping por Clembuterol, anunció la empresa que promociona su pelea con el kazajo Gennady Golovkin por la unificación de los títulos de los pesos medianos.

Saúl Álvarez
El mexicano quiere derrotar a Gennady Golovkin para tomar el cetro como el mejor pugilista libra por libra (Foto Cortesía Twitter).

Golden Boy Promotions notificó inmediatamente los resultados al promotor de Golovkin, Tom Loeffler, así como a la Comisión Atlética del estado de Nevada. Loeffler no emitió declaraciones de momento y se desconoce si afectará la celebración de la pelea de revancha en el T-Mobile Arena contra Golovkin.

“Como parte de las pruebas voluntarias a las que Canelo Álvarez insistió previas a la pelea del 5 de mayo, uno de los resultados dio positivo por niveles de Clembuterol, en línea con la contaminación de la carne que ha afectado a decenas de atletas en México en los últimos años”, explicó Golden Boy Promotions en un comunicado.

“Esos valores están dentro del rango de lo que se espera por una contaminación de carne”, dijo Daniel Eichner, director del SMRTL, el laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje que llevó a cabo los análisis.

 “Soy un atleta que respeta el deporte y esto me sorprende y me molesta porque nunca me había ocurrido”, señaló Álvarez, según el comunicado. “Me someteré a todas las pruebas que se me requiere para aclarar esta vergonzosa situación y confío en que al final la verdad prevalecerá”, añadió.

Canelo - GGG2
Póster oficial de la pelea pactada hasta el momento para el próximo 5 de mayo, el segundo capítulo entre el “Canelo” y “”GGG” (Foto Cortesía Twitter).

La empresa que promociona la pelea añadió que Canelo ha sido sometido a docenas de análisis en sus últimas 12 peleas y todos resultaron negativos.

El Clembuterol es un medicamento anabolizante que se utiliza para aumentar el peso o la masa muscular de un organismo y por el que ya hubo un escándalo de dopaje en la Selección Mexicana en 2011 que involucró a cinco jugadores, entre ellos a Guillermo Ochoa y Antonio Naelson “Sinha”. Otros peleadores mexicanos como Érik Morales y Francisco Vargas también arrojaron resultados adversos por esta sustancia.