"Vikingo" Terrazas busca un regreso exitoso después de un retiro de tes años
“Vikingo” Terrazas busca un regreso exitoso después de un retiro de tes años

Ciudad de México.- Nunca se sabe si en verdad los protagonistas son los que darán la nota, por tener esa etiqueta de estelares y menos, en una función de boxeo.

El pesaje, se llevó a cabo en las instalaciones de la Comisión de Box y Lucha de la Ciudad de México y donde se dieron cita todos los boxeadores que estarán presentes en la función de este sábado 22 de octubre en la Arena Coliseo.

Ahí fue cuando los ánimos comenzaron a encenderse, pues los pugilistas Jesús ‘cotto’ Vidales de México y el brasileño Murilo ‘baby face’ Alves, se llevaron la tarde.

Los dos atletas, quienes se medirán en peso súper ligero en las denominadas ‘peleas preliminares, se retaron a muerte, diciendo que dicha batalla culminará por la vía rápida.

Primero fue ‘cotto’ Vidales, quién retó al sudamericano con gestos de burla, por lo que en la foto cara a cara, el reto por ambas partes se selló y más, con el comentario del mexicano que dijo “lo voy a noquear en el quito round; por lo que el de Brasil contestó “yo en el segundo”.

Después de tantos dimes y diretes arriba del podio, el peso oficial de cada uno de los boxeadores fue de 63 kilogramos.

Otro pleito Mexico vs. Estados Unidos, Esmeralda "Joya" Moreno vs. Melissa McMorrow
Otro pleito Mexico vs. Estados Unidos, Esmeralda “Joya” Moreno vs. Melissa McMorrow

Por su parte, y de manera más tranquila, las mujeres subieron a la báscula para saber de qué manera pasarían su primer reto que es el peso; fueron 400 gramos de diferencia por parte de la estadounidense, Melissa Mcmorrow, quien dio 50.800; por 50.400 de la mexicana Esmeralda Moreno.

En cuanto a la pelea estelar de la velada, el veterano y experimentado boxeador Víctor ‘vikingo’ Terrazas, cumplió sin problema alguno con 58.900; mientras que la juventud de Eduardo ‘rocky’ Hernández estuvo 100 gramos por debajo que el oriundo de Guadalajara, Jalisco.

En total van a ser ocho peleas en la mítica Arena de la calle de Perú, en la Ciudad de México, que harán que cada uno de los espectadores disfrute de una noche de puños.