Concluida formalmente la eliminatoria mundialista de la CONMEBOL y con el pasaje directo y sin escalas de sus respectivos países a Rusia 2018, el argentino, Lionel Messi, y el uruguayo, Luis Suárez, consiguieron batir nuevos récords en una de los clasificatorios más difíciles del planeta.

Messi persigue a Suárez en el duelo entre Argentina y Uruguay de hace unos meses (Foto Twitter).

Gracias a su magistral triplete ante Ecuador, Messi llegó a 21 goles anotados en la eliminatoria sudamericana, superando a su compatriota, Hernán Crespo con 19, como el nuevo número uno en el reglón de máximos goleadores.

Por su parte, el charrúa Suárez, con su doblete ante Bolivia en Montevideo, llegó también a 21 pirulos con la Celeste, por lo que ahora comparte con su amigo y compañero de equipo en el Barcelona, la distinción de honor para los delanteros en el cono sur del continente americano.

Suárez y Messi posan para la foto en un acto publicitario para la Copa del Mundo conjunta entre Uruguay y Argentina dentro del 13 años (Foto Twitter).

Tanto la “Pulga” como “Lucho”, además de superar a “Valdanito” Crespo, están ya por encima de arietes de la talla de los chilenos, Marcelo Salas (18 goles e Iván Zamorano (17 goles), el boliviano, Joaquín Botero (16 goles), y el ecuatoriano, Agustín Delgado (16 goles).

El coterráneo de Suárez, Edinson Cavani, finalizó esta eliminatoria como líder de goleo con 10 dianas, que sumadas a las cinco conseguidas en ediciones pasadas, lo sitúan en el décimo lugar histórico de “killers” sudamericanos.