Tony Romo, quarterback de los Dallas Cowboys, volvió a entrenar tras su lesión de espalda 10 noviembre 2016
Foto AP.

DALLAS – Tony Romo, mariscal de campo de Vaqueros de Dallas, se reintegró de manera completa a los entrenamientos de su equipo tras la lesión de espalda sufrida en agosto, sin embargo, no se espera que sea activado para enfrentar a los Acereros de Pittsburgh en el partido de este domingo 13 de noviembre, correspondiente a la semana 10.

Aunque todo podría indicar que estaría cerca su regreso a los emparrillados y su debut en la temporada 2016 de la NFL, Ian Rapaport, reportero de la NFL Network, informó que no se espera que se le coloque en la plantilla de jugadores activos para enfrentar a uno de los tradicionales rivales de los Cowboys. Sin embargo, también una fuente del equipo informó sobre el progreso del quarterback de ascendencia mexicana y aseguró que, si logra cumplir con todos los entrenamientos de la semana, habrá terminado con su proceso de rehabilitación.

En las semanas previas, Romo había entrenado separado del grupo como parte de su proceso de rehabilitación, por lo que esta práctica representa la primera vez que el jugador entrena al parejo de sus compañeros desde la lesión en duelo de pretemporada ante Halcones Marinos de Seattle.

Desde la lesión de Romo, el mariscal de campo Dak Prescott, jugador novato de la Universidad de Mississippi, tomó la titularidad del equipo de la “estrella solitaria” y consiguió colocarlo en la cima de la división este de la Conferencia Nacional (NFC) con récord de 7-1.