INDIANÁPOLIS, Estados Unidos- Luego de 13 meses de auténtica pesadilla debido a la lesión crónica en su hombro derecho, el mariscal de campo de los Potros de Indianápolis, Andrew Luck, parece comenzar a ver la luz al final del túnel de cara a la temporada 2018 de la NFL.

Foto: Twitter

En una entrevista concedida a Sports Illustrated, el egresado de Stanford comentó lo siguiente al ser cuestionado sobre la posibilidad de pasar de nueva cuenta por el quirófano: “No es una opción para mí ahora. Me siento muy bien en donde me encuentro. Así que ese barco ha zarpado de mi mente, lo que también es un poco de alivio. No voy a mentir”.

Durante este largo periodo fuera de los emparrillados, Indianápolis comenzó en 2017 su renovación en todos los departamentos con un nuevo gerente general, grupo de asistentes y con la llegada de Franck Reich la semana pasada como nuevo entrenador en jefe, tras la negativa de última hora por parte de Josh McDaniels para abandonar Nueva Inglaterra.

Con Jacoby Brissett en los controles el curso pasado, Indianápolis finalizó tercero en el Sur de la AFC con solo cuatro triunfos por 12 descalabros sumando su tercera campaña consecutiva sin meterse a la postemporada.

Finalmente, Andrew Luck dijo que actualmente se encuentra lanzando pases, sin especificar qué clase de balón utiliza, además de estar fortaleciendo su hombro para de una vez por todas poner punto final a esta lesión.