En 2017, Bill Belichick se convirtió en el entrenador en jefe con el tercer máximo total de triunfos en la historia de la NFL, sólo por detrás de Don Shula y George Halas. El estratega y forjador de la dinastía de los Patriotas de Nueva Inglaterra lo ha ganado todo y muchos se preguntan quién podría vencerlo.

La respuesta es Tom Coughlin, el nombre de un personaje histórico de la liga cuyo actual equipo enfrentará a los Pats el este domingo 21 de enero en el Juego de Campeonato de la Conferencia Americana.

Bill Belichick y Tom Coughlin se despiden al final del Super Bowl XLVI, en febrero de 2012 (Foto cortesía NFL.com).
Bill Belichick felicita a Tom Coughlin, quien lo venció al frente de los Gigantes en el Super Bowl XLVI, tal y como había sucedido cuatro años antes en la edición XLII (Foto cortesía NFL.com).

Coughlin, de 71 años de edad, es el actual vicepresidente de operaciones de futbol americano de los Jaguares de Jacksonville, organización a la que volvió a unirse en 2016, tras sus 12 temporadas como entrenador en jefe de los Gigantes de Nueva York. De hecho, Coughlin fue el primer estratega en la historia de los Jaguares cuando llegaron a la NFL como equipo de expansión en 1995 y se mantuvo en el cargo hasta 2002.

Coughlin es parte fundamental como directivo del resurgimiento del equipo del norte de Florida y su regreso a la postemporada por primera vez en 10 años, con el joven Doug Marrone como head coach y un equipo que tiene la más feroz defensiva de la temporada y un gran juego terrestre. “Estilo Coughlin”, dirían, aunque también podría decirse “Estilo Parcells”. Coughlin y Belichick fueron discípulos de Bill Parcells, el estratega que llevó a los Gigantes a ganar sus dos primeros Trofeos Lombardi y cuyos equipos jugaban ese tipo de futbol americano.

Belichick, de 65 años, llegó en el año 2000 a Nueva Inglaterra y ya tiene los récords de todos los tiempos de partidos de playoffs dirigidos (37), partidos ganados en postemporada (27) y, por supuesto, sus cinco Super Bowls. Sin embargo, Coughlin es el único que le tiene tomada la medida.

Tom Coughlin derrotó dos veces como entrenador en jefe a Bill Belichick en las dos ocasiones en que se enfrentaron en el Super Bowl.
Tom Coughlin y Bill Belichick tienen en común el haber sido asistentes del entrenador Bill Belichick con los Gigantes de Nueva York en la década de los años 80 y el haber sido campeones como estrategas con Gigantes y Patriotas, respectivamente (Foto Twitter).

El enérgico entrenador de los Gigantes se fue con marca de 3-2 como entrenador en jefe y, por supuesto, sus dos más notables victorias fueron en el máximo escenario, el Super Bowl.

La más increíble de todas fue en la edición XLII, hace 10 años, 3 de febrero de 2008, cuando los neoyorquinos ganaron 17-14 a los Patriotas, que habían ganado sus 16 partidos de temporada regular y sus dos juegos de playoff, pero se quedaron a un juego de la “temporada perfecta”, lo que marcó una de las más grande sorpresa de todos los tiempos en el deporte profesional.

Y cuatro años después, Coughlin, Eli Manning y compañía repitieron la dosis en el Super Bowl XLVI al imponerse a la escuadra de Belichick y Tom Brady por 21-17, el 5 de febrero de 2012.

Muchos especialistas analizan que los principales factores del éxito de Coughlin contra Belichick en juegos grandes son su estilo de dirigir de la vieja escuela con dominio en el juego terrestre y buena defensiva; filosofía simple para ejecutar jugadas y estrategias simples ofensiva y defensivamente, preparación y atención al detalle y “no derrotarse” a sí mismos con errores y la insistencia en jugadas que no funcionaron una primera vez o ante jugadores con tendencia dominante.

Finalmente, de las cuatro veces que Patriotas y Jaguares se han enfrentado en postemporada, tres han sido triunfos de Nueva Inglaterra y la única victoria de Jacksonville, el 3 de enero de 1999, para variar, fue Coughlin en la lateral como entrenador en jefe.