Ciudad de México.- Con mucha sencillez, claro en su objetivo y aún con las emociones que le dio ser el nuevo campeón Internacional del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en la división de los superplumas, el invicto Eduardo ‘Rocky’ Hernández, asistió a los tradicionales ‘Martes de café’, donde fue reconocido por Víctor Cotta y Victor Silva, quienes le otorgaron el cinturón.

A su temprana edad 18, y a quien se conoce como el ‘Niño de los Puños Asesinos’, consiguió su triunfo úmero 21 en el profesionalismo, sumando su décimo séptimo nocaut y se mantiene sin conocer la derrota, en una gran demostración de poderío y buen boxeo que le fue reconocido por los representantes de la prensa especializada.

Al respecto el púgil capitalino aseguró: “El ‘Vikingo’ es un gran peleador, lo admiro como profesional y como persona, creo que los dos nos comportamos a la altura y dejamos todo para cuando estuviéramos solos arriba del ring; muchas personas juraban que me iba a ganar por la experiencia pero no fue así“, aseguró.

“Estoy muy agradecido por la oportunidad con terrazas, con el Consejo Mundial y con Promociones del Pueblo pues gracias a ellos dimos un gran paso y aunque sé que esto apenas comienza nunca me he sentido ni me voy a sentir más que otros pues esto significa que tengo que seguir trabajando por mi sueño“, agregó.

“Hicimos un gran sacrificio para esta pelea, es un trabajo donde recibimos y damos golpes pero al final de cuentas lo importante es dar un gran espectáculo a la gente, ahora quiero disfrutar de este triunfo con mi familia“ apuntó.

“Esta ha sido la mejor pelea de mi corta carrera; derrotar al “Vikingo“ es el sentimiento más importante de la vida sabía que enfrentaba a un gran peleador e hice muchos sacrificios por este sueño y ahí esta cumplido, se lo prometí a mis padres. Yo ya demostré y en mi peso hay peleadores mejores que yo pero voy paso a paso a mis 18 años tengo una carrera por delante“.

“Me gustaría ver la probabilidad de bajar a peso pluma, quiero hacerme estudios para bajar y no sacrificar mucho, que no se ponga en riesgo mi salud, esto es el trabajo de 9 años y aquí está este cinturón que es para mis padres y mis hermanos“, finalizó.

En enlace telefónico su rival aseguró que el capitalino es un gran peleador que seguramente llegará muy alto; “Me gustaría una revancha, no hay pretextos, lo aceptó que me ganó muy bien y a continuar con mi carrera no estoy acabado y no voy a retirarme la pelea se acabo rápido pero somos dos profesionales y a seguir con este sueño“.